¿Qué es un perfil de funcionamiento y cómo puede ayudarnos con nuestras intervenciones?

Actualmente el cambio de paradigma que ha supuesto la CIF (Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud) ha supuesto que nuestra intervención se base en activos de los niños y de sus familias.

La aplicación del modelo bio-psico-social, englobado dentro de las teorías del control motor, los modelos ecológicos y de sistemas dinámicos, ha supuesto que las escalas de valoración no recojan la globalidad del niño.

Las escalas y los tests, suelen enmarcarse dentro de un área específica de intervención. Recogen la estructura o la función, o por otro lado la actividad o la participación. Pero no hay ninguna que recoja y se ajuste al nuevo paradigma de intervención.

Por ello se creó  la CIF y  se adaptó posterior en infancia y adolescencia, permitiendo realizar perfiles de funcionamiento en todos los aspectos de intervención del niño y su entorno. De tal manera que podemos registrar todas las intervenciones que realizamos y las repercusiones que tiene en el niño, pudiendo detectar sobre que barreras o facilitadores se ha influido para modificar el desempeño del niño.

Dadas las características de los perfiles funcionales cada vez se están utilizando más para conocer de la realidad del niño.

ScreenClip (1)

En esta imagen podemos ver un ejemplo de perfil de funcionamiento 

 

AMPLIA TUS CONOCIMIENTOS EN TEMAS ESPECIALIZADOS EN FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA DE LA MANO DE ESPECIALISTAS

 

El perfil de funcionamiento se adapta a los requerimientos del niño, una población o patología determinada. En el caso de realizar un perfil de funcionamiento individual de un niño lo realizaremos en positivo, en base de sus fortalezas y sus oportunidades, incluyendo los factores ambientales están implicados.

El perfil funcional se puede presentar de manera gráfica para identificar fácilmente en que capítulos están las fortalezas y las oportunidades, y posteriormente analizar qué factores ambientales debemos incidir para posibilitar la mejora del funcionamiento del niño.

En ocasiones para mejorar el funcionamiento del niño debemos eliminar una barrera, en otras introducir un facilitador (intervención, adaptación,....) , y volver a valorar en que medida ha mejorado el desempeño.

Realizando perfiles funcionales conseguimos ofrecer una mirada más global del hijo a la familia, pero también favorece poner de relieve  aspectos transversales, lo que permite planificar actuaciones más globales, comunitarias, pudiendo llegar a realizar campañas de sensibilización o plantear cambios en las políticas sociales.

 

Manuel Pacheco 1

Manuel Pacheco Molero, diplomado en fisioterapia con la mención de premio extraordinario por la Universitat Rovira i Virgili en 2006.  Premio Nacional de fin de carrera otorgado por el Ministerio de Educación y Ciencia. Máster de Alto Rendimiento Deportivo del COE. Trabaja en Aspace Rioja desde 2009. Colabora en el Máster de Neurofisioterapia, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

Referencias bibliográficas

International Classification oFunctioningDisability and Health (ICF). World Health Organization, WHO. Ginebra; 2001. 

 International Classification oFunctioningDisability and Health Children & Youth Version (ICF-CY). World Health Organization, WHO. Ginebra; 2007. 

 ICF. A Practical Manual for using the International Classification of FunctioningDisability and Health (ICF) Exposure draft for commentWorld Health Organization, WHO; 2013. 

Fuente de la imagen

http://blog.educastur.es/jacintolee/category/investigamos/

Posts Relacionados

Dejar un comentario