¿Qué papel juegan los productos de apoyo para el control postural en la vida de un niño con dificultades motrices?

 

No cabe otra cosa que  empezar diciendo que los productos de apoyo, anteriormente conocidos como ayudas técnicas, resultan de gran importancia para los niños con dificultades motrices, y sus familias, especialmente cuando cuanto mayores son estas dificultades para el movimiento y/o el control postural.

Entre los productos de apoyo encontramos los que están dirigidos a facilitar que los niños adopten posturas o mejoren la posición de su cuerpo ante aquellas situaciones para las cuales sus dificultades motrices les dificultan o impiden poder hacerlo por ellos solos.

Esto va a permitir a estos niños, tener la posibilidad de fortalecer los músculos en esta postura y/o entrenar los mecanismos de reequilibrio, lo que con el tiempo en algunos casos puede favorecer mejorar su control postural , e incluso requerir de menos ayuda.

Así mismo contar con una postura adecuada, permite que los niños sean estables y puedan organizar mejor sus movimientos. Esto se hace muy evidente, por ejemplo,  cuando a  un niño con dificultades para mantenerse sentado le facilitamos  una silla con los controles necesarios para que se mantenga sentado de forma  estable y con una buena alineación, ya que a partir de esta postura va a poder  llevar a  cabo  movimientos con sus manos más funcionales  que le van a permitir realizar actividades y juegos  y/o  va poder orientar mejor su cabeza y  tener un mejor contacto con lo que le rodea.

Por eso consideramos muy importante que los niños puedan contar con todos aquellos productos de apoyo que les faciliten un adecuado control postural y a la vez le permitan adquirir su mayor grado de  autonomía y participación a lo largo del día. Eso implica  seguramente disponer de más de un producto diferente o incluso igual (pero en diferentes entornos: casa, colegio, casa de un familiar,…) para poder cubrir todas las necesidades.

En este vídeo se pone de manifiesto las diferentes necesidades de productos de apoyo que puede presentar un niño a lo largo del día.

Afortunadamente, como fisioterapeutas contamos con algunas estrategias que nos permiten ofrecer ayudas de bajo coste para cubrir algunas de estas necesidades, pero no todas. Por eso consideramos que es importante la sensibilización por parte de todas  las personas involucradas de la importancia de facilitar el acceso a las mismas a los niños que las puedan necesitar, así como también la importancia de hacer uso de las mismas una vez que se tienen.

 

Por Alicia Manzanas García, fisioterapeuta postgraduada en pediatría y actividad física adaptada desde 1999, por la Universitat Autònoma de Barcelona y la Universitat de Barcelona, Máster en Psicologia, Salud y Calidad de Vida, por la Universitat Oberta de Catalunya. Docente en la Universidad Internacional de Catalunya en el Grado, Postgrado y Máster de Fisioterapia en Pediatría desde 2004.

Directora de efisiopediatric y responsable del Servicio de valoración y orientaciones ortésicas para las extremidades inferiores  (+info) 

Docente de los cursos dirigidos a las extremidades inferiores y marcha (+ info)

Dejar un comentario