05 Ene: Cada vez más cerca de un nuevo tratamiento para la DMD

La técnica genética CRISPR inspirada en el estudio de la capacidad que presentan las bacterias de cortar parte del ADN de los virus que las atacan e incorporarlo al suyo propio, ha empezado a ser utilizada para tratar de corregir los defectos genéticos de enfermedades como la Distrofia Muscular de Duchenne .