Mejor postura para el bebé

Durante décadas no se había llegado a un consenso acerca de cuál era la postura más adecuada para que los bebés durmieran, siendo ésta una de las grandes dudas que suelen llegar a las distintas especialidades pediátricas. Por eso, han habido familias con más de un hij@ en la familia que nos han contando que con  uno de ellos recibieron unos pautas  y con su otro hij@ otras totalmente distintas.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) ha ido llevando a cabo desde el año 1992 (1) distintas campañas de información acerca de este tema. La campaña denominada “Back to sleep, Tummy to play” (“Espalda para dormir, Barriga para jugar”), es la más conocida y en ella se hace hincapié en que la adquisición de estos hábitos son los más adecuados para el correcto desarrollo de los bebés.

Una vez conocidas estas recomendaciones, vamos a analizar los motivos que han llevado a determinar cada una de ellas como las más adecuadas.

 

Primera recomendación: Dormir boca arriba

El principal motivo para utilizar la posición boca arriba durante los primeros meses de vida de los niñ@s es la disminución del riesgo del síndrome de la muerte súbita infantil . Algunos estudios indican que se consiguió disminuir la mortalidad hasta en un 40%, por lo que esta recomendación está plenamente aceptada y difundida entre los pediatras.

El hecho de que los bebés pasen mucho tiempo boca arriba no favorece el adecuado conocimiento de su entorno, sólo exploran desde la perspectiva que esta posición les ofrece. Por este motivo, durante el día es aconsejable alternar posiciones, con la finalidad de ofrecer mayores posibilidades de movimiento y poder explorar todo lo que les rodea.

Además, el mantenimiento de la postura boca arriba durante largos períodos de tiempo suele dar lugar a la aparición de deformidades craneales, como la plagiocefalia o la braquicefalia , debido a que en las edades tempranas el cráneo aún es muy maleable y deformable.

 

La aparición de estas deformidades  se puede evitar de dos maneras:

  • Una de ellas la lleva a cabo el propio bebé, quien tiene capacidad para girar la cabeza a un lado y a otro, evitando así que su cabeza siempre se apoye en la misma zona.
  • La otra, girando la cabeza del niñ@ cuando éste no puede (bien sea porque no puede por ser aún muy pequeño o por que haya una tortícolis que fija el movimiento de la cabeza en una posición, por ejemplo).

Algunos autores, también indican que no sólo debe hacerse el cambio postural a la hora de dormir y de jugar, sino también a la hora de alimentar al niñ@, debiendo de cambiar de lado en cada toma, siendo esto especialmente importante cuando el niñ@ toma biberón .

En los casos en los que los niñ@s desarrollan una deformidad craneal deben recibir tratamiento, ya que sin tratamiento no hay corrección, puesto que según algunos autores, estas deformidades además llevan asociado un retraso en la adquisición de las habilidades motrices propias de la edad, esto no se da en todos los bebés; pero sí es normal que una plagiocefalia genera asimetrías en la distribución de las cargas tanto cuando estamos boca arriba como cuando estamos boca abajo, por ejemplo.

 

Segunda Recomendación: Jugar boca abajo

Cuando un bebé juega boca abajo, está favoreciendo el desarrollo de su fuerza muscular en toda su musculatura, lo que  va a favorecer el correcto desarrollo de sus músculos, huesos  y habilidades motrices.

Hay veces que no solemos utilizar esta posición porque los niños lloran. ¿Pero porqué lloran? Hemos de pensar que en esta postura se solicita la contracción de la musculatura extensora de todo el cuerpo, (la que está en la parte posterior de nuestro cuerpo: nuca, espalda, glúteos,…). Hemos de entender que para un bebé supone una auténtica actividad física, que conlleva un importante  esfuerzo y gasto de energía.

Es recomendable que siempre estemos cerca del bebé; (ya que podría ponerse a llorar), que la postura le resulte confortable y que le ofrezcamos estímulos agradables. De esta manera conseguiremos que levante la barbilla de la alfombra, suelo, cojín, manta, etc. y vaya fortaleciendo toda su musculatura.

 

Excepciones

Estas recomendaciones son pautas generales y globales pero siempre hay excepciones donde debemos de seguir las recomendaciones que los especialistas pauten. Algunas excepciones son los niños prematuros,  con reflujo gastroesofágico, con síndrome de apnea o hipoapnea del sueño.

 

También te puede interesar

¿Cuándo se debe iniciar el tiempo boca abajo en niños con síndrome de Down?

 

Por Javier Merino Andrés, fisioterapeuta diplomado desde 2006 y Máster en Neurocontrol Motor. Delegado por Toledo de la Sociedad Española de Fisioterapia en Pediatría y miembro de la Junta Directiva de Taping Neuromuscular Internacional. Ha trabajado en diferentes ámbitos de la fisioterapia pediátrica (centros de atención temprana, escuelas específicas y centro de valoración). Especializado en neurocontrol motor.

También te puede interesar

Actualización en el manejo de la fisioterapia en la tortícolis muscular congénita

Impacto de las prácticas de los padres en el desarrollo de la plagiocefalia posicional

Relación entre la plagiocefalia y el retraso en el desarrollo

 

 

Bibliografía

  1. American Academy of Pediatrics (1992) Task force on infant positioning and SIDS. Pediatrics 89, 1120–1126.
  2. Koren A, Reece SM, Kahn-D’angelo L, Medeiros D. Parental information and behaviors and provider practices related to tummy time and back to sleep. J Pediatr Health Care. 2010 Jul-Aug;24(4):222-30.
  3. Adams SM, Good MW, Defranco GM. Sudden infant death syndrome. Am Fam Physician. 2009 May 15;79(10):870-4. Review.
  4. Branch LG, Kesty K, Krebs E, Wright L, Leger S, David LR. Deformational plagiocephaly and craniosynostosis: trends in diagnosis and treatment after the “back to sleep” campaign. J Craniofac Surg. 2015 Jan;26(1):147-50
  5. van Vlimmeren LA, van der Graaf Y, Boere-Boonekamp MM, L’Hoir MP, Helders PJ, Engelbert RH. Risk factors for deformational plagiocephaly at birth and at 7 weeks of age: a prospective cohort study. 2007 Feb;119(2):e408-18.
  6. Graham JM Jr. Tummy time is important. Clin Pediatr (Phila). 2006 Mar;45(2):119-21.
  7. Kadey HJ, Roane HS. Effects of access to a stimulating object on infant behavior during tummy time. J Appl Behav Anal. 2012 Summer;45(2):395-9

Fuente de las imágenes:

http://www.cdc.gov/Spanish/especialesCDC/ConcientizacionSMSL/

http://pequenhascosas.blogspot.com.es/2012/09/braquicefalia-y-plagiocefalia.html

http://bebesencamino.com/articles/por-que-debo-acostar-al-bebe-sobre-su-abdomen

Dejar un comentario