Desarrollo de la función manual en el primer año de vida

La manipulación es el fenómeno más importante en el desarrollo de la función manual del niño. Gracias a ella, éste podrá experimentar con el entorno y dar sentido a los objetos que le rodean a través de la exploración de los mismos. Para ello, tiene que existir un control independiente de los dedos producido por una efectiva musculatura intrínseca de la mano, un sistema somatosensorial intacto para transmitir la información obtenida de las características del objeto y la adaptación de la prensión para manipularlo.

Para poder realizar intervenciones para favorecer el desarrollo de la función manual es importante conocer el mismo, así como saber valorar las alteraciones que lo estén dificultando. Ahora puedes conocer en profundidad cómo se desarrolla la función, las diferentes valoraciones existentes e intervenciones a través del curso online de Desarrollo, evaluación e intervención la función manual. 

Antes de la adquisición de la motricidad fina es necesario ganar estabilidad proximal para poder desarrollar una adecuada función manual. Así pues, un recién nacido pasa la mayor parte del tiempo con las manos cerradas, aunque a veces pueden aparecer movimientos espontáneos y globales. Será a partir del segundo mes cuando tenga lugar la coordinación mano-boca con la que el niño comenzará a reconocer sus manos y a finales de este mes o principios del tercero se instaurará la coordinación mano-mano a través de la cuál el niño tomará sus manos y comenzará un juego entre ellas y con la boca como medio de exploración somatosensorial.

Es en este tercer mes cuando comienza a existir una mayor estabilidad de la cintura escapular y cabeza que permite hacer rotaciones cefálicas y visualizar el objeto, aunque en este momento no puede coger objetos de manera voluntaria. Solamente coge al contacto o es capaz de mantener el objeto cuando es colocado en el interior de la mano.

CURSO ONLINE

A los 4 meses aparece la prensión lateral con agarre palmar, permitiendo que el niño pueda dirigir el brazo hacia la vertical para llegar al objeto presentado, aunque será en el quinto mes cuando surja la coordinación óculo-manual y alcance la capacidad de cruzar la línea media para coger el juguete con agarre radial y ya en el sexto mes podrá realizar un alcance con ambas manos, al igual que se fomentará la disociación de dedos y una mayor exploración del objeto de manera uni y bimanual porque comienza la transferencia y del objeto de una mano a la otra, requisito para el reconocimiento de las características del objeto.

En el séptimo mes con el volteo se irá creando la bóveda palmar y en el octavo mes aparece la apertura de la mano con disociación completa de los dedos que se potenciará con la fase de gateo dando lugar a un apogeo a la propiocepción. Será a través de la sedestación funcional y el movimiento libre de las extremidades superiores con el tronco en la vertical y mayor estabilidad proximal cuando la manipulación adquiera un gran desarrollo, ya que el niño podrá orientar su brazo en el espacio pudiendo coger objetos con una mano mientras manipula con la otra.

En el noveno mes y hasta el doceavo mes comienza la oposición del pulgar y el dedo índice hacia la ejecución de la pinza fina, que se perfeccionará en el primer año de vida. Durante esta etapa del desarrollo tienen gran importancia las habilidades cognitivas y el control postural que van a permitir la ejecución de actividades más complejas y de carácter asimétrico, iniciándose la diferenciación de roles en las manos, puesto que se encontrará una mano más activa y hábil que la otra mano con función de asistencia.

 

 

Rocio2Por Rocío Palomo Carrión, diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Salamanca en 2008 y graduada por la USP-CEU de Madrid. Máster de Fisioterapia en Pediatría por la USP-CEU. Formada en la escala AHA con nº 1343 y acreditada para pasarla a niños con afectación unilateral de extremidad superior y con formación certificada en la escala HAI y miniAHA para bebés y niños en edad temprana con parálisis cerebral unilateral. Co-directora de efisiopediatric y responsable del Servicio de Valoración y Orientación de la Funcionalidad de la Extremidad Superior (+info)

Profesora de los cursos dirigidos a la Extremidad Superior

 

Referencias Bibliográficas

  1. Collette C, Bonnotte I, Jacquemont C, Kalénine S, Bartolo A. The Development of Object Function and Manipulation Knowledge: Evidence from a Semantic Priming Study. Front Psychol. 2016 Aug 23;7:1239.
  2. Fedrizzi E, Pagliano E, Andreucci E, Oleari G. Hand function in children with  hemiplegic cerebral palsy: prospective follow-up and functional outcome in adolescence. Dev Med Child Neurol. 2003 Feb;45(2):85-91.
  3. Holmström L, Vollmer B, Tedroff K, Islam M, Persson JK, Kits A, Forssberg H, Eliasson AC. Hand function in relation to brain lesions and corticomotor-projection pattern in children with unilateral cerebral palsy. Dev Med Child Neurol. 2010 Feb;52(2):145-52.
  4. Baranello G, Rossi Sebastiano D, Pagliano E, Visani E, Ciano C, Fumarola A, Arnoldi MT, Corlatti A, Foscan M, Marchi A, Erbetta A, Riva D. Hand function assessment in the first years of life in unilateral cerebral palsy: Correlation with neuroimaging and cortico-spinal reorganization. Eur J Paediatr Neurol. 2016  Jan;20(1):114-24.

Fuente de las imágenes:

  1. https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQ19dYRmuggw3-j4ewZpNYAhCn66GtT3guwuc3THdM8dvAWnO4U
  2. http://el-club.blogspot.com.es/2011/06/la-evolucion-del-bebe-y-su-entorno.html
  3. https://www.todaysparent.com/baby/baby-development/your-babys-hands/
Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Centro de preferencias de privacidad