Consecuencias del pie plano en la marcha

El pie plano es una condición médica que ocurre cuando el arco de los pies se aplana o colapsa. Cuando esto sucede, la planta del pie contacta por completo (o casi completo) con el suelo de una manera antinatural, dado que en un pie con la alineación típica el arco longitudinal no se apoya en el suelo al estar de pie soportando el peso corporal.

Pese a que con el término pie plano generalmente nos referimos a un pie con el arco longitudinal disminuido, en realidad estamos ante una deformidad tridimensional, en la que muy habitualmente el retropié se alinea en valgo y el antepié en abducción.

Entre los niños la presencia del pie plano es muy frecuente.  De hecho en los bebés lo esperado es encontrar que en sus pies al cargar el peso del cuerpo no sea posible observar el arco longitudinal, mostrándose de esta manera como unos pies planos. Esta situación es fisiológica,  y se debe entre otros factores a la presencia de la almohadilla grasa que presentan en la planta de los pies. Sin embargo esta alineación desaparece, y da lugar a la aparición del arco longitudinal, a medida que el niño crece y se produce el desarrollo musculo-esquelético  esperado a nivel de su pie y tobillo.

Estos cambios fisiológicos no siempre se producen por lo que es importante diferenciar entre entre el desarrollo normal del pie y las alineaciones patológicas que cursan con una disminución del arco longitudinal, que pueden producirse a cualquier edad.

Son muchas las razones por las que un niño (y un adulto)  puede tener pies planos. Entre ellas encontramos desde malformaciones óseas congénitas, hipermovilidad articular, desequilibrios musculares, alteraciones neuromotrices …

 

AMPLIA TUS CONOCIMIENTOS SOBRE LAS ANORMALIDADE EN LA ALINEACIÓN EN LAS EXTREMIDADES INFERIORES

 PRÓXIMAMENTE 

INICIO EN FEBRERO

 

Consecuencias de los pies planos

Si bien no todos, muchos de los pies planos no fisiológicos acaban conduciendo a largo plazo en alteraciones en el pie y el tobillo, así como en otras estructuras más proximales, en forma de molestias, dolor, lesiones o disfunciones articulares, capsulares, ligamentosas o musculares, como consecuencia de la desalineación, especialmente a partir de los 10 años de edad prolongándose hasta la edad adulta.

Así mismo, cada vez más investigaciones ponen en relevancia que los pacientes con pie plano presentan una variedad de síntomas derivados de la reducción de la eficiencia energética durante la marcha.  Estas informaciones son de gran importancia dado que la marcha es una de las funciones que realizamos con mayor frecuencia con nuestro cuerpo. Incluso hoy en día se recomienda que realicemos alrededor de 10,000 pasos al día para mantenernos saludable, por lo que la eficacia de la marcha es importante por las repercusiones que puede tener tanto a nivel de la fatiga como de la disminución a nivel de la actividad y participación.

 

Papel de los pies durante la marcha

Para entender mejor las consecuencias del pie plano, hemos de revisar el papel de los pies durante la marcha.

A nivel el retropié encontramos el astrágalo, el cual se articula con el calcáneo y el escafoides formando la articulación astragalotarsiana.  Esta articulación es la encargada de permitir el bloqueo y desbloqueo de las articulaciones dentro de la columna medial del pie durante la carga.

De manera que la pronación de la articulación astragalotarsiana desbloquea las articulaciones de la columna media, lo que proporciona la adaptabilidad del pie durante en el momento que se produce la carga de peso durante el ciclo de la marcha.

Esta pronación se sigue de una supinación de la articulación astragalotarsiana dirigida a fortalecer la estructura del pie durante la elevación del talón y propulsión del pie hacia adelante.

Las articulaciones del tobillo, al igual que el resto de articulaciones de nuestro cuerpo forman parte de los sistemas de palanca que permiten que nos movamos. Durante la propulsión todo el pie se convierte actúa como una única palanca gracias al bloqueo generado por la articulación astragalotarsiana.  Esta palanca formada por el pie es la encargada de levantar el peso del cuerpo a partir de la fuerza proporcionada por tendón de Aquiles y aplicada en las cabezas de los metatarsianos que actúan como punto de articulación  (fulcro).

Para operar eficazmente, la palanca generada en el pie debe ser rígida y tener una distancia adecuada  entre el fulcro  y el punto donde se aplica la fuerza.  Además, debe contar con la cantidad de fuerza adecuada generada a través de la contracción muscular de los músculos de la pantorrilla.

¿Qué sucede ante un pie plano?

El principal componente de un pie plano flexible es la pérdida de estabilidad y alineación en la articulación astragalotarsiana.  La pérdida de la estabilidad en la articulación astragalotarsiana  conduce a una mala alineación ósea,  un aumento tensión en los ligamentos y aumento de la contracción muscular. Esta cascada de carga excesiva en los tejidos se produce con cada paso.

Un signo visible de desalineación articulación astragalotarsiana es la bajada del arco longitudinal del pie, debido a que las articulaciones del arco medial se desbloquean por más tiempo del que deberían durante el periodo de apoyo del ciclo de la marcha.

Esta desalineación a su vez provoca que el brazo de palanca  se acorte, debido a la abducción del antepié y al valgo del talón, y que la dureza de la palanca disminuya y se vuelva flexible debido a la rotura del mediopié.

Dado que la longitud de la palanca se acorta debido a la deformidad del pie, los músculos deben generar una mayor fuerza con respecto a cuando la alineación adecuada para poder generar la fuerza necesaria para la propulsión durante la marcha, lo que convierte el pie plano  en  un pie cinéticamente desventajoso.

Una segunda razón por la que el pie planovalgo es cinéticamente desventajoso es que la palanca se vuelve más flexible, debido a la rotura del arco longitudinal medial en el mediopié en el plano sagital.  Esta palanca flexible hace que la energía producida por los músculos no se pueda utilizar eficazmente durante la propulsión.

También se ha visto que cuando el pie plano se acompaña de acortamiento los flexores plantares, este acortamiento lleva a una pérdida de flexión dorsal,  lo que a su lleva a una disminución de la aceleración generada por los flexores plantares durante la propulsión.

Por lo que las personas con pie plano puedan llegar a presentan una importante desventaja a la hora de generar fuerza,  de hasta un  30% en personas con pies planos severos en comparación con la personas con los pies con pies con los arcos longitudinales conservados, lo que puede tener importantes repercusiones en la eficacia de su patrón de marcha y por consiguiente en su actividad y participación como consecuencia del mayor esfuerzo que les supone caminar.

 

Referencias bibliográficas

Kim HY,  Shin HS, Ko JH, Cha YH, Ahn  JH, Hwang JY. Gait Analysis of Symptomatic Flatfoot in Children: An Observational Study, Clin Orthop Surg . 2017 Sep;9(3):363-373.

Bresnahan PJ and Juanto MA. Pediatric Flatfeet—A Disease Entity That Demands Greater Attention and Treatment. Front Pediatr. 2020; 8: 19.

 

 

Alicia 2

Por Alicia Manzanas García, fisioterapeuta postgraduada en pediatría y actividad física adaptada desde 1999, por la Universitat Autònoma de Barcelona y la Universitat de Barcelona, Máster en Psicología, Salud y Calidad de Vida, por la Universitat Oberta de Catalunya. Docente en la Universidad Internacional de Catalunya en el Grado, Postgrado y Máster de Fisioterapia en Pediatría desde 2004.

Directora de efisiopediatric.

Docente de los cursos dirigidos a las extremidades inferiores y marcha (+ info)

Entradas relacionadas

Comentarios (1)

Que especialista atiende este tipo de situaciones en niños de 7 años

Dejar un comentario