valoración marcha

¿Cómo podemos los fisioterapeutas valorar las alteraciones en la marcha que presentan los niños?

Para los fisioterapeutas pediátricos el desarrollo de la marcha y el manejo de las alteraciones de la marcha que presentan muchos de los niños que tratamos es un componente importante en nuestra práctica diaria.

Para llevar a cabo esta tarea es fundamental previamente valorar y usar esta valoración de las alteraciones de la marcha para conocer las características y necesidades del niño, plantear los objetivos y el plan de intervención, y hacer posteriormente la evaluación de los resultados obtenidos con las intervenciones llevadas a cabo para estimar cuán eficaces han sido.

 

Hoy en día existen sistemas de valoración dirigidos a la marcha muy sofisticados, que permiten conocer con gran detalle las alteraciones presentes en la marcha. Estas valoraciones se llevan a cabo a través de laboratorios de la marcha, donde se recogen datos sobre la cinemática,cinética, actividad muscular,… del niño mientras camina. Al comparar los datos obtenidos con los datos esperados se puede conocer de forma exhaustiva las alteraciones que el niño en su patrón de marcha.

 

Este tipo de evaluaciones resultan son de gran importancia, especialmente en aquellos casos que los niños precisan de intervenciones quirúrgicas para tratar sus alteraciones en la marcha. También son de gran utilidad previa y posteriormente a otros tratamientos médicos, como la aplicación de toxina botulínica.

 

En la práctica clínica diaria de los fisioterapeutas resulta complicado que todos nuestros pacientes con alteraciones en la marcha puedan contar con un exhaustivo análisis de la marcha en un laboratorio de marcha.  Esto, sin embargo, no exime que debamos tratar de disponer de información previa para establecer objetivos terapéuticos y para poder decidir las intervenciones terapéuticas más adecuadas para cada caso. Por eso debemos contar con herramientas para poder llevar a cabo la valoración de la marcha en la práctica clínica.  

¿Qué debe incluir la valoración de las alteraciones de la marcha?

Para realizar la valoración de las alteraciones de la marcha es importante contar con información procedente de diferentes exploraciones y registros.  

En primer lugar, como en toda valoración, se debe llevar a cabo una recogida de la información sobre aquellos aspectos que pueden estar relacionados con las dificultades en la marcha. Esta información se consigue a través de entrevistas con los padres y personas familiarizadas con el niño e informes médicos, así como a través del uso de herramientas específicas dirigidas a evaluar el nivel funcional de marcha y las habilidades funcionales, como la:

  • Funtional Mobility Scale (FMS) (Graham et al., 2004)
  • el Functional Assessment Questionnaire (FAQ) (Novacheck, 2000)
  • los test Timed Up and Down Stairs test (Zaino, 2004)
  • el test Timed Up and Go (TUG) (Williams et al., 2005)
  • o la dimensión de marcha de la Gross Motor Function Measure (GMFM) (Russell et al., 1993).

 

En segundo lugar, se debe llevar a cabo la exploración física el niño. Ésta nos va a permitir conocer de forma aislada las características de las estructuras corporales, principalmente de las extremidades inferiores y pelvis.

 

Pese a que la exploración física que se debe realizar a cada niño depende de la patología del niño y sus características, podemos decir que de manera general los parámetros que se deben incluir dentro de la exploración física son: rango articular, tono muscular, fuerza muscular y la presencia de deformidades osteoarticulares.

 

En tercer lugar, resulta importante llevar a cabo el análisis de la marcha propiamente dicho, el cual se debe llevar a cabo a través de un laboratorio de marcha cuando se requiere un examen muy exhaustivo,  o a través del análisis clínico de la marcha el cual no resulta tan exhaustivo, pero ofrece datos objetivos y repetibles de gran valor.

 

¿Con qué herramientas contamos los fisioterapeutas pediátricos para llevar a cabo el análisis de la marcha en la práctica clínica?

 

Afortunadamente, cada vez disponemos de más herramientas para utilizar durante la práctica clínica, las cuales a su vez, cada vez cuentan con mayor respaldo de la evidencia.  

 

Estas  herramientas están dirigidas al análisis observacional,  el cual permite principalmente hacer un análisis cualitativo de la marcha de forma fácil y rápida, sin, o con un mínimo, equipamiento.

 

Para poder hacer valoraciones fiables y repetibles a través del análisis observacional, lo más adecuado es realizar el análisis a través del registro de las imágenes grabadas previamente en vídeo.  

 

Las escalas para el análisis observacional de la marcha, permiten el posterior análisis del patrón de marcha a partir de las imágenes grabadas, permitiendo que estudio resulte más objetivo y fiable.

 

Dentro de estas escalas, la Edinburgh Visual Gait Score (EGVS) es el instrumento más extendido para identificar las alteraciones de la marcha en niños, y el que ha demostrado ser lo suficientemente sensible para detectar cambios tras la intervención.

 

El curso de Detección de las alteraciones en la marcha en la práctica clínica, te permite obtener todos los conocimientos necesarios para llevar a cabo la correcta valoración de las alteraciones en la marcha, partiendo de la previa comprensión de la marcha normal y las principales alteraciones que presentan los niños durante la infancia. Conocimientos imprescindibles para cualquier profesional que atienda a niños de cualquier edad, que presentan alteraciones en la marcha, para favorecer la adquisición de la marcha autónoma y /o la mejorar del patrón de marcha, con el objetivo de favorecer que el niño presente una marcha más eficiente y funcional.

¿Qué opinan nuestros alumnos de este curso?

 Me ha parecido muy interesante, bien planteado y de mucha calidad. Sirve para construir unos cimientos sobre los cuales seguir indagando en alteraciones de la marcha relacionadas con patologías concretas.
Sin duda lo recomiendo a todos los que trabajen con niños, bien quieran refrescar la manera de valorar la marcha o ampliar conocimientos en este aspecto. (Almudena M.M.)

 

 

Referencias bibliográficas

 

Gage JR, Novacheck TF. An update on the treatment of gait problems in cerebral palsy. J Pediatr Orthop B. 2001 Oct;10(4):265-74.

Harris-Hayes M, Steger-May K, Koh C, Royer NK, Graci V, Salsich GB. Classification of lower extremity movement patterns based on visual assessment: reliability and correlation with 2-dimensional video analysis. J Athl Train. 2014; 49(3): 304-10.

Lerma Lara S, Moral Saiz B, Ramírez Barragán A, Martínez Caballero I. Análisis de la marcha en parálisis cerebral infantil. En: Martínez Caballero I, Abad Lara JA (Eds.). Parálisis cerebral infantil: manejo de las alteraciones las alteraciones musculoesqueléticas asociadas. Madrid: Ergon; 2015. p. 121-36.

Moissenet F, Armand S. Qualitative And Quantitative Methods Of Assessing Gait Disorders. In:Orthopedic Management of Children With Cerebral Palsy: A Comprehensive Approach. [s.l.] : Nova Science Publishers Inc, 2015. p. 215-239.

Toro B, Nester CJ, Farren PC. The Status of Gait Assessment Among Physiotherapists in the United Kingdom.Arch Phys Med Rehabil Vol 84, December 2003

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Centro de preferencias de privacidad