vestirse 2

Cómo enseñar a los niños a vestirse y desvestirse solos

Es importante enseñar a los niños y niñas a hacer actividades autónomas desde bien pequeños. Ya sea poner o recoger la mesa, cepillarse los dientes o el pelo, atarse los zapatos, etc. Pero, en este caso nos centraremos en un hábito que forma parte de su aprendizaje y estética diaria: enseñar a los niños a vestirse y desvestirse solos.

Los hábitos les ayudan a sentirse independientes, tener seguridad en si mismos y así forjar su personalidad. Por ello, es importante que los padres fomenten  la práctica autónoma de estos actos comentados con anterioridad.

¿Por qué es importante que aprendan a vestirse solos?

Muchos padres creen que lo mejor es ayudar a sus pequeños a vestirse y desvestirse. No obstante, en lugar de ayudarles les están provocando lo contrario a lo que buscaban. Les están poniendo obstáculos en su crecimiento personal y en su libertad.

Con esto, no queremos decir que no haya que ayudar a los niños y más cuando precisan de ayuda. Lo que queremos decir es que hay que aportarle los conocimientos y herramientas necesarias para que aprendan a hacerlo por ellos solos. Ya que, a partir de una determinada edad, si les enseñamos a hacer las cosas sin la ayuda de los mayores, conseguiremos estimular su confianza, autonomía y seguridad.

 

La autonomía de los niños/as

Cuando un niño o niña muestra el deseo de ser independiente con tareas cotidianas como es el vestirse, los padres deben aplaudir esa actitud del pequeño y animarla. Cuando el niño/a quiere vestirse solo, hay que aprovechar esa oportunidad.  Los adultos debemos enseñar cómo se hace, ayudando cuando lo necesite y animar a que poco a poco les irá resultando más fácil la tarea.

¿A qué edad debemos empezar a promover la autonomía del niño?

La edad depende de cada niño/a, puesto que cada uno es un mundo y no por ello tenemos que frustrarnos ni hacer que los pequeños se agobien con el tema, cada uno tiene un ritmo de aprendizaje y más cuando se trata del tema de los hábitos. Algunos niños, desde bien pequeños, ya hacen el intento de ponerse gorros o quitarse los zapatos y los calcetines. Pero la edad ideal para que empiecen a vestirse y desvestirse solos es alrededor de los 3 años.

 ¿Cómo les enseñamos a vestirse y desvestirse?

Antes de nada hay que ser muy conscientes de que no será fácil conseguirlo. Cada niño/a va a su ritmo y por ello hay que tener paciencia.
Como consejo, es más fácil aprender a desvestirse que no el acto contrario. ¿Y por qué? Quitarse la ropa ellos solos les resultará una tarea más sencilla porque tiene que dedicar menos tiempo, ya que no se encontrarán con el “problema” de que tener que tener que colocar las piezas de ropa de una forma concreta (el talón del calcetín en su sitio, cada zapato en su pie correspondiente, …). Al desvestirse no es importante si los calcetínes quedan girados, si la camiseta se da la vuelta,….


Una vez “aprenda” a desvestirse, el siguiente paso para el niño/a vestirse solo/a. Y, ¿cómo lo hacemos? Un truco sencillo para que lo más pequeños se vayan habituando al hecho de usar la ropa es invitándoles a vestir/desvestir muñecos. Así pondrán en práctica cómo colocar la camiseta, pantalones, vestidos… Además, lo verá como un juego divertido y tendrá ganas de ponerlo en marcha con él mismo.

No hay que olvidar que, al principio, hay que practicar con prendas fáciles (como prendas anchas, sin botones, ….). En la primera etapa del niño debemos facilitarle pantalones o faldas elásticos, zapatos con cierre de velcro, etc.

Por último, tenemos que ir sin prisas en este aprendizaje que supone un gran reto para el pequeño. Para vestirse hay que tener paciencia  y dar la oportunidad de hacerlo y aprender en base a la práctica. Así que hay que disponer del tiempo necesario para hacerlo con tranquilidad para no añadir presión al hecho de vestirse (un buen momento puede ser cuando vuelva del cole por la tarde, empezando con prendas para estar por casa como el pijama o ropa cómoda).

Pero, lo más importante para que un niño se esfuerce y se motive para vestirse es elogiándole. A todos nos gusta que nos digan las cosas que hacemos bien, así que, ¿por qué no premiarle con una felicitación? Se sentirá feliz y premiado con nuestro orgullo y eso le empujará a motivarse para vestirse más y mejor.

 

 

Fuente de información:

http://www.ellahoy.es/mama/articulo/como-ensenar-a-los-ninos-a-vestirse-solos/230523/

Fuente de las imágenes:

http://www.pekelandia.com.py/fomentar-la-autonomia-y-aprendizaje-de-nuevas-habilidades-d259

www.orientacionandujar.es/2014/12/20/plantilla-para-aprender-atarse-los-cordones

Sin comentarios aún.

Deja un comentario