Ideas de sedestación

Estas posturas puede ser  una alternativa a otras posturas que pueden no resultar adecuadas que los niños mantengan durante largo tiempo como es la postura en W-sitting o en indio.

La sedestación con las piernas estiradas permite una postura estable a la vez que se favorece el mantenimiento de la longitud de los isquiotibiales.

Dependiendo de las características de cada niño puede ser preciso un mayor o menor control a nivel de la pelvis / tronco.

 

Niños con dificultades en la alineación de la pelvis  / tronco

Si el niño presenta dificultades para alinear correctamente la pelvis/tronco resulta conveniente utilizar algún dispositivo que facilite el control del postura pelvis vertical y evitando la inclinacion y/o rotación.  Cuando existe compromiso del tronco, este dispositivo debe entonces contar con soportes a nivel del tronco según las necesidades. (Puede resultar de ayuda el uso de la escala SATCo para determinar el nivel de tronco precisado, aunque aplicada desde la posición de sedestación con las piernas estiradas)

Ante la presencia de acortamientos en los isquiotibiales se debe empezar buscando la posición más vertical posible a nivel de la pelvis, manteniendo el grado de flexión de cadera que sea preciso para que la posición resulte cómoda para el niño.  A medida que el niño vaya pasando tiempo en la posición y ganando longitud en sus isquiotibiales se puede ir favoreciendo una postura cada vez más extendida.

Niños sin dificultades en la alineación de la pelvis  / tronco

 

En los casos en los que el control de la pelvis / tronco sea adecuado, pude ser suficiente contar con unos pequeños controles a nivel de la pelvis y/o de las extremidades inferiores para ayudar a mantener la correcta postura.