Mi hijo se sienta en W-sitting. ¿Es malo?

En este artículo Ramón Matilla, nos explica las consecuencias que puede tener esta postura en algunos niños, y si realmente es una postura que se debe evitar en todos los niños.

 

Los niños pasan mucho tiempo en el suelo, puesto que es un lugar donde pueden moverse libremente y jugar sin peligro. En el momento de estar en el sueloW-sitting van adoptando y cambiando de postura según el momento y el juego que estén realizando.

Entre las diferentes opciones algunos niños mientras juegan en el suelo adoptan una postura en la que se encuentran sentados sobre los glúteos, con las rodillas dobladas formando una “W”  y los pies hacia fuera. Esta postura se conoce como “W-sitting”.

Existe mucha controversia respecto a esta postura. Hay quienes consideran que es una postura muy perjudicial para los niños y quienes consideran que puede resultar adecuada para ofrecer estabilidad. A lo largo de este post trataremos de profundizar más en este tema para ver si realmente se debe o no evitar que los niños adopten la postura en W-sitting.

 

¿Por qué los niños adoptan esta postura?

Fuente de la imagen: http://breathingspacedc.com/2013/07/w-sitting-vs-heros-pose-in-children/Quizás lo primero sobre lo que debemos reflexionar es por qué los niños usan esta postura. A priori parece una postura muy complicada, e incluso incómoda. ¡La gran mayoría de los adultos ni siquiera podemos ponernos en ella!

 

En esta posición el niño presenta una base de sustentación más amplia y su centro de gravedad está más bajo, lo que les permite aumentar la estabilidad a través del tronco  y las caderas. Esto hace que a algunos niños les resulte una buena posición para sentarse, ya que en ella no tiene que tiene que preocuparse por su equilibrio, con lo que se pueden concentrar más tranquilamente en el juego sin miedo a desestabilizarse o caerse.

 

 

¿Cómo reaccionamos los padres y profesionales ante el W-sitting?

Habitualmente, bien sea como padres o  como profesionales, cuando vemos a un niñ@ en esa posición tendemos corregirlo diciéndole: “¡Junta los pies!” o “¡Los pies para adelante!”. Pero el hecho de estar constantemente repitiendo esta frase hace que en muchas ocasiones los niños se frustren, pues quizás otras posiciones le sean más incómodas, le cueste más trabajo alcanzarlas o no se sientan tan estables. Esta frustración de los niños hace que también  lleguemos a frustrarnos nosotros con ellos.

En otras ocasiones, directamente les cambiamos de posición, pero entonces podemos observar que en esas otras posiciones no juega tan bien como jugaba en la postura de W-sitting, pues tienen que estar más atento de no desequilibrarse o caerse, les cuesta más trabajo manipular y realizar actividades manuales, y a veces, incluso puede verse alterada la interacción con otros niños  e incluso con sus padres.

 

Entonces, ¿por qué decimos que esta posición es un problema?

 

Bien, pese a que la postura de W-sitting puede ser una postura estable,  podemos decir que la posición W-sitting inhibe la exploración del entorno, no permite el fortalecimiento adecuado del tronco y además, puede dar lugar a tres tipos de problemas generales:

  • Retraso en el desarrollo del control postural y la estabilidad.
  • Retraso en la motricidad fina
  • Alteraciones en el sistema musculoesquélético

 

Veamos que quiere decir esto con más detalle.

 

  1. Retraso en el control postural  y la estabilidad

 

Durante la “W-sitting”, tal y como hemos dicho se amplía la base de sustentación del niño, por lo que el niño necesita menos cambios de peso, menos control postural y de la estabilidad.

Fuente de la imagen: http://breathingspacedc.com/2013/07/w-sitting-vs-heros-pose-in-children/

A los niños que aún no han desarrollado reacciones de equilibrio maduras les resulta mucho más fácil mantener esta posición durante el juego, debido a que las caderas y el tronco están fijas y no deben trabajar mucho. Por lo que aquellos niños que adoptan esta posición de manera habitual pueden presentar un retraso en el desarrollo del control del tronco y el equilibrio, debido a que la W-sitting permite al niño estar colocado en una posición erecta, donde los músculos del tronco no tienen el reto de moverse y las reacciones de equilibrio casi no se practican.  En esta posición, un niño no puede realizar la rotación del tronco activa y no puede cambiar su peso de un lado a lado por lo que es difícil llegar a los juguetes que están fuera de su alcance inmediato. Esto resulta un problema porque, tal y como sabemos, para que un niño mejore sus habilidades necesita tener la oportunidad de practicarlas. Por lo tanto, es importante que los niños tengan la posibilidad de cambiar el peso del cuerpo y girar con el fin de desarrollar reacciones de equilibrio adecuadas.

 

 

  1. Retraso en la motricidad fina

 

La postura en W-Sitting también puede desalentar a un niño en el desarrollo de su mano dominante. Como hemos dicho, en  esta postura el niño no practica la rotación del tronco, y esto da lugar a el niño coja las cosas que estén a su derecha con la mano derecha y las cosas de estén a su izquierda con la mano izquierda, sin cruzar la línea media, lo que no ayuda a definir una de las manos como dominante.

  1. Alteraciones en el sistema musculoesquelético

Finalmente debemos comentar que la postura en W-sitting puede llevar a toda una serie de riesgos a nivel muscular y óseo, que en algunos casos pueden generar problemas ortopédicos.

Fuente de la imagen: http://fisioinfancia.com/2013/portada/el-conejito-trotador-una-solucion-para-evitar-la-w-sitting/

 

 

 

 

En esta postura  las caderas se colocan en los límites extremos de la rotación interna y las rodillas en rotación externa.

 

Por lo que, en esta posición el riesgo de dislocación de cadera se convierte en una preocupación. Si el niño tiene displasia de cadera  sentándose en el W-posición aumenta el riesgo de luxación enormemente.

También cuando existen ya alteraciones ortopédicas éstas pueden empeorar. Hay  grupos musculares que se colocan en posiciones acortadas,  lo que favorece su acortamiento permanente. Los músculos especialmente propensos al acortamiento son los isquiotibiales, aductores y el tendón de Aquiles.

Fuente de la imagen: https://plus.google.com/109124540657275975260/posts

 

Por otro lado, se ha visto que esta postura puede debilitar los músculos abductores, rotadores externos y extensores de cadera por elongación. Este hecho algunos estudios lo han relacionado con la permanencia de exceso de torsión en fémur, lo que puede llevar a que el niño camine con pies hacia adentro. Esto también puede aumentar la probabilidad de dolor de espalda y de pelvis a medida que van creciendo.

 

 

¿Se debe entonces evitar la postura en w-sitting?

 

El problema de esta posición surge cuando el niño juega o se sienta de esta forma durante un tiempo prolongado.

Para niños con un desarrollo motor normal y adecuado y que no tengan ninguna alteración músculo-esquelética, el hecho de que adopten esta posición no les va a influenciar en su desarrollo puesto que son niños que, al estar en constante movimiento (andando, corriendo saltando,..) van a ir fortaleciendo y estirando sus músculos y modelando los huesos a través de la práctica de otras posturas y actividades. Por lo que esta postura no afectará en su crecimiento. En estos casos tan solo se recomienda observar que el tiempo en el que permanecen no sea prolongado.

De la misma manera, esta posición está contraindicada (y puede ser perjudicial) para  los niños con las siguientes características:

Alteraciones ortopédicas. Si el niño presenta o ha presentado displasia de cadera o un problema de riesgo en el pasado.  En estos casos  esta posición deberá estar prohibida.

Acortamientos musculares.  Como hemos dicho, esta posición mantiene a los isquiotibiales, aductores de cadera y rotadores internos en una extrema posición de acortamiento. Si un niño es propenso o presenta contracturas la W-Sitting puede agravarlo.

Riesgo neurológico o retraso en el desarrollo. Los niños que presentan el tono muscular alterado (hipertonía o hipotonía), patrones anormales de movimiento y/o retraso del desarrollo, suelen elegir esta posición por la estabilidad que les ofrece. El problema es que estos niños presentan pocos cambios posturales, realizan poca actividad en otras posturas y/o lo hacen con patrones anormales. Por lo que presentan un gran riesgo de estar en esta postura durante largo tiempo y de tener pocas posibilidades de compensar los efectos que esta postura puede tener sobre sus sistema musculoesqueléticos.  Por lo tanto, es un postura que debería evitarse.

Como vemos, es muy común ver a  muchos niños, con o sin afectación motora, sentados en esta posición.

En este caso, la literatura nos muestra que esta posición no está recomendada pues produce alteraciones en el desarrollo músculo-esqulético, retrasa en la maduración de la motricidad fina, y retrasa el control postural y la estabilidad de la pelvis y del tronco. Pero debemos tener en cuenta de las características de cada niño. Si es un niño con un desarrollo normal, esta postura no influenciará su desarrollo tanto como si se trata de un un niño con algún tipo de afectación a nivel motor.

 

Por lo tanto, como profesionales y como padres, debemos de ser conscientes de las consecuencias que puede tener el hecho de fomentar o permitir dicha posición y debemos actuar proporcionándole una variedad de movimientos y ayudándoles a contar con formas alternativas de sentarse, que les proporcionen la estabilidad que necesitan, sin tener que recurrir al W-sitting.


En efisiopediatric podéis encontrar artículos y asesoramiento sobre fisioterapia pediátrica de la mano de expertos. Ofrecemos servicios de consultas y valoraciones especializadas.


 

Referencias Bibliográficas

1.- Kyvelidou, A., Stuberg, W. et al (2009). Development of upper body coordination during sitting in typically developing infants. Pediatr Res., 65(5): 553–558.

2.- Deffeyes, J., Harbourne, R. et al (2009). Use of information entropy measures of sitting postural sway to quantify developmental delay in infants. Journal of NeuroEngineering and Rehabilitation, 6:34.

3.- Deffeyes, J., Harbourne, R. et al (2009). Nonlinear analysis of sitting postural sway indicates developmental delay in infants. Clinical Biomechanics, 24, 564–570.

4.- Cusick, B. y Stuberg, W. (1992). Assessment of Lower-extremitity Alignment in the Transverse Plane: Implications for Management of Children with neuromotor Dysfunction. PHYS THER, 72:3-15.

5.- Cibulka, M. (2004). Determination and Significance of Femoral Neck Anteversion. PHYS THER, 84:550-558.

6.- Accadbled, F., Mansat, C., Cahuzac, J.P. (2007). Anomalías rotacionales de los miembros inferiores en el niño. EMC- Aparato locomotor, Vol 40, issue 3.

7.- Staheli, L.T., Corbett, M., Wyss, C. y King, H. (1985). Lower-extremity rotational problems in children. Normal values to guide management. J. Bone Joint Surg. Am., 67:39-47.

8.- Johns Hopkins Pediatric Orthopaedics. (2011). Patient Guide to Femoral Anteversion. http://www.hopkinsortho.org/femoral_anteversion.html

Fuente de las imágenes

  1. http://breathingspacedc.com/2013/07/w-sitting-vs-heros-pose-in-children/
  2. http://breathingspacedc.com/2013/07/w-sitting-vs-heros-pose-in-children/
  3. http://fisioinfancia.com/2013/portada/el-conejito-trotador-una-solucion-para-evitar-la-w-sitting/
  4. https://plus.google.com/109124540657275975260/posts

 

Ramon 2Por Ramón González Matilla, fisioterapeuta graduado por la Universidad Europea de Madrid y Máster en Terapia Manual Ortopédica. Desde 2013, Delegado Provincial de la Sociedad Española de Fisioterapia en Pediatría (SEFIP) de Córdoba. Trabaja en el Centro

de Atención Infantil Temprana CAIT-UCO(Universidad de Córdoba). Formado en fisioterapia neurológica y Atención Temprana.

Colaborador en efisiopediatric

Docente del curso Desarrollo motor en el niño de 0 a 6 años

Compartir artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

15 Comentarios para Mi hijo se sienta en W-sitting. ¿Es malo?

  1. Tino Silvestre 16/07/2015 a las 08:43 #

    Excelente artículo. Muy didactico para los papis. Da gusto leer vuestros post. Un saludo

    • efisiopediatric
      efisiopediatric 17/07/2015 a las 06:27 #

      Muchas gracias Tino por tus comentarios.

  2. jc 17/07/2015 a las 14:47 #

    Claro y muy didáctico. Enhorabuena.

  3. Mario 11/11/2015 a las 03:16 #

    Gracias amigo por tu artículo…excelente! Aunque me hubiese gustado ver las sugerencias de otras posiciones en alternativa al W-sitting.

    • efisiopediatric
      efisiopediatric 11/11/2015 a las 05:33 #

      Hola Mario,

      Gracias por tus comentarios. Respecto a tu sugerencia estamos trabajando en ello y proximamente habrá una nueva entrada que aporte esta información.

      Saludos.

  4. Ana 21/01/2016 a las 20:48 #

    Tengo 39 años y toda la vida me he sentado en W, actualmente sufro unos dolores bastante intensos en inglés y rodillas… Hay algún tipo de ejercicio, especialista que me pueda orientar para atenuar éstos dolores o corregirlo?

    • efisiopediatric
      efisiopediatric 21/01/2016 a las 21:21 #

      Hola Ana,

      Gracias por dejarnos tus comentarios. Lamentamos no podemos ayudarte pues nosotros estamos especializados en la edad infantil, pero seguro que algún otro fisioterapeuta especializado en el sistema musculoesquelético de adultos puede ayudarte. Si no conoces ninguno, puedes ponerte en contacto con el colegio de fisioterapeutas de tu comunidad y seguro que pueden pasarte algún listado o ayudarte a encontrar algún profesional adecuado.

      Saludos cordiales.

  5. Almudena 08/04/2016 a las 21:09 #

    Hola! Muy bueno el artículo. Lo he compartido en nuestro grupo de Displasia de cadera España.
    Gracias!

    • efisiopediatric
      efisiopediatric 09/04/2016 a las 08:53 #

      Hola Almudena,

      Muchas gracias por tu comentario y por compartir nuestra entrada, esperamos que os resulte de ayuda.

      Saludos cordiales

  6. Edi 24/08/2016 a las 09:12 #

    Fantástico artículo, mi hijo tiene una ER , con debilidad muscular y retraso motor , el articulo define de manera objetiva la diferentes conductas posturales adoptadas en su crecimiento , es una lucha constante para que cuide sus posturas , gracias por compartir🍭🍭🍭🍭

  7. Begoña 05/09/2016 a las 06:26 #

    Gracias, acabo de descubrir de donde viene los problemas de cada rotada, espalda dolorida, pierna rotada hacia el exterior, dolores lumbares y miles de euros y millones de horas en tratamientos por más de 24 años.

    Aún me puedo sentar así.

  8. Soledad 03/04/2017 a las 20:00 #

    Excelente artículo, súper claro.
    Mi nene tiene hemiparecia izq. Y nos cuesta mucho que no tome esa postura al sentarse.
    Saludos desde Bs As, Argentina!

    • Alicia Manzanas
      Alicia Manzanas 04/04/2017 a las 15:33 #

      Gracias por leenos y por tus comentarios Soledad

      Saludos cordiales.

  9. Carmuta 31/05/2017 a las 04:55 #

    Mi nieta de once años presenta torsión de rodilla hacia adentro y el pie señala hacia afuera. No puede alinear rodilla y pie. Se sentaba en w. Dificultad motor fino, postura encorvada y no puede contorsiones sus caderas al caminar. Ayúdeme a conocer que le sucede y como ayudarla.

    • Alicia Manzanas
      Alicia Manzanas 31/05/2017 a las 09:11 #

      Hola Carmuta,

      Con la información que nos proporcionas resulta muy complicado poder ayudarte en la medida que nos indicas. Para poder ofrecer información o hacer orientaciones para un caso particular los profesionales precisamos de información detallada que nos ayude a conocer mejor las características, en este caso de tu nieta.

      Disponemos de profesionales que pueden revisar el caso de tu nieta y ofrecerte orientaciones. Si lo deseas puedes solicitar sus servicios a través de nuestro Servicio de Asesoramiento.

      http://efisiopediatric.com/consultas/

      Restamos a tu disposición

      Saludos cordiales

Deja un comentario