Parálisis cerebral infantil

Trastorno motor (de la postura y el movimiento) de carácter persistente secundario a una lesión no progresiva en un cerebro inmaduro. Su principal característica son los patrones anómalos de postura y movimiento, con mala coordinación y/o capacidad de regulación del tono muscular. Frecuentemente se asocia a alteraciones sensitivas, cognitivas, de conducta, comunicación, percepción y epilepsia.

La parálisis cerebral infantil (por sus siglas en español, PCI) no es un diagnóstico específico, es un grupo heterogéneo de patologías con causas diversas, clínica y pronóstico variables. Es la causa más frecuente de discapacidad motora en la edad pediátrica que persistirá en la edad adulta. Es persistente, aunque no invarible: la interacción de los patrones motores anómalos (propios de la lesión) con los cambios del Sistema Nervioso Central (ver neuroplasticidad) activa nuevas áreas y funciones generando nuevos síntomas clínicos.

Compartir artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Este artículo todavía no tiene ningún comentario.

Deja un comentario