Como pez fuera del agua

pez fuera del agua

Reflexiones tras  mis primeros contactos con  la Fisioterapia Pediátrica

Como pez fuera del agua

Si eres Estudiante de Fisioterapia quizás también te haya pasado, te pase o te pasará. Si eres Profesional seguramente lo hayas notado o visto reflejado en mi cara el día que me conociste.

Recién acabado Tercero de Grado en Fisioterapia a lo mejor llego tarde a escribirlo, pero quisiera compartir cómo me he sentido de perdido en mis Prácticas Externas, en mis primeros contactos con la practica clínica en Fisioterapia Pediátrica a lo largo de este curso: Como pez fuera del agua, y perdona la sinceridad.

Esto es lo que he sentido cada primer día en un lugar nuevo de prácticas. Como aquella mañana en la que entré por primera vez a un aula universitaria. Aquella en que a la pregunta sobre el significado del concepto “braquial” en un test que evaluaba la formación sanitaria previa, respondí sin dudarlo que era “el sistema respiratorio de los peces“. Pues igual.

Con un poco de suerte, el primer día  de práctica en alguno de los centros he escuchado algún “yo hago Bobath a mi manera” o un “¿pero quién os ha enseñado Vöjta?”.

Bobath, Vöjta… menos mal. Me suenan muy familiares, las he estudiado y puesto en práctica. Por lo que rápidamente pienso “intentaré agarrarme a ellas como quien completamente perdido encuentra una mano amiga”, porque en el resto de mis prácticas sobre todo he encontrado una ausencia terrible. Un vacío de toda esa metodología que ha ocupado horas y horas, créditos y más créditos en la universidad que no encuentro en la práctica clínica.

Pero, si con ello no fuese suficiente, poco a poco me voy dando cuenta de una ausencia aún más terrible: la de la formación universitaria en técnicas que verdaderamente sí se están aplicando, sí poseen evidencia científica y a las que de momento sólo tenemos acceso previo pago en formación de postgrado (o si te toca algún tutor de prácticas enrollado y formado en ellas).

Un sencillo ejemplo, analizado y compartido en efisiopediatric, es el de la terapia bimanual y restrictiva, que ha demostrado su eficacia tras la revisión de la evidencia de las intervenciones que reciben los niños con parálisis cerebral. Mi descubrimiento de estas técnicas surgen a raíz de unas prácticas en un hospital público. En clase nada de nada, tan solo…

… Concepto Bobath, 1950. Concepto Vöjta, 1956. Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo, 1970. Michael Le Metayer, 1975. Concepto Halliwick, 1950.

La ciencia avanza y los fisioterapeutas debemos avanzar con ella. Pero mientras se pretende que los estudiantes empecemos a asomar la cabeza a la evidencia científica, continuamos desarrollando dentro del aula contenidos ligados a métodos de los años 70 (con suerte).

Y no es la intención de un estudiante mediocre como yo, a punto de empezar el último año de Grado, desmerecer a la Fisioterapia del siglo pasado. Pero al poder valorar los dos lados de la acera, la Universidad y la realidad clínica, se da una situación que me sorprende. ¿Van en direcciones contrarias?

Es la explicación que encuentro a una situación cada vez más habitual. Universitarios que se acercan a la Fisioterapia Pediátrica con una idea formada tras los cientos de horas de teoría recibidos en clase, que salen huyendo de ella tras las Prácticas Externas. Porque sinceramente, hay que buscar con lupa y mucha paciencia el parecido con los contenidos pediátricos desarrollados en el aula.

Y hago especial hincapié en la Fisioterapia Pediátrica, pero esto mismo ocurre también con aquellas ramas de la Fisioterapia menos conocidas por un estudiante que comienza.

 

Siendo consciente de la variabilidad y las notables diferencias existentes entre trabajar en un sitio u otro aunque se haga bajo el nombre común de ”Fisioterapeuta Pediátrico”, yo debo que decir que me siento engañado.

No me gusta la Fisioterapia Pediátrica.

¡Me encanta!, ¡ Me apasiona!, ¡ Me emociona!

Pero no la que me han enseñado en clase. Tan sólo me habían descubierto la punta de un iceberg. Una punta con forma de batería de técnicas sin evidencia.

La Fisioterapia Pediátrica me entusiasma a raíz de mis vivencias en prácticas. Y eso me lleva a pensar que habrá muchos estudiantes que jamás pasen durante su etapa universitaria por experiencias con la Pediatría por falta de interés, dado los contenidos que se nos ofrecen en clase.

¿Y si estuviéramos formando a los universitarios en unos contenidos con dudosa evidencia, alejados de lo que será la práctica real de un fisioterapeuta pediátrico?

¿Y si estuviéramos evitando que el talento se acerque desde las épocas más tempranas a la Fisioterapia Pediátrica?

Me gustaría que este post sirva para la reflexión. Del estudiante que alguna vez se haya sentido perdido en sus prácticas. Y, si fuera posible, del profesor que pueda ayudarnos a encontrar el camino hacia el apasionante mundo de la Fisioterapia Pediátrica.

alvaro 2Por Álvaro Hidalgo Robles, graduado en Fisioterapia en 2016 por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y especialista en Discapacidad, Inclusión y Ciudadanía por la UCLM. Socio de la Sociedad Española de Fisioterapia en Pediatría (SEFIP). Trabaja en el ámbito de la Fisioterapia en Pediatría, en el Centro de Educación Especial «San Juan de Dios» en Toledo.

 

    Colaborador en la dirección de efisiopediatric


En efisiopediatric puedes encontrar artículos y formación sobre fisioterapia pediátrica de la mano de expertos.

En nuestra plataforma de formación online puedes encontrar cursos online de fisioterapia en pediatría, disponibles las 24h los 365 días.


Compartir artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

3 Comentarios para Como pez fuera del agua

  1. Ascen 10/07/2015 a las 17:26 #

    Muy interesantes las reflexiones de este futuro fisioterapeuta pediátrico que ya apunta maneras. Estoy de acuerdo con el en que las asignaturas que se imparten en la universidad estén actualizadas o al revés que los lugares de practicas a los cuales envían alumnos a aprender y a conocer una disciplina estén en sintonia con los conocimientos técnicos que en la universidad se imparten, es la única manera de avanzar y ser coherentes con la formación de los futuros profesionales.
    Los que nos dedicamos a la docencia y a la formación de otros profesionales tenemos la gran responsabilidad de hacerles llegar la evidencia en nuestra practica, mas que nada porque ya la hay y a ella nos tenemos que agarrar para ser mas eficaces en nuestras intervenciones.
    Alvaro estoy segura de que seras un excelente profesional de la pediatría porque te cuestionas lo que haces y lo que quieres llegar a ser

    • efisiopediatric
      efisiopediatric 10/07/2015 a las 17:47 #

      Hola Ascen,
      Gracias por tus reflexiones desde el otro lado 😉

      Saludos

    • Álvaro Hidalgo
      Álvaro Hidalgo 15/07/2015 a las 20:19 #

      Muchas gracias de corazón Ascen. Por leerlo, por completar con tus reflexiones como docente el post y por tus bonitas palabras.
      Me considero muy afortunado por poder plasmar mis inquietudes en efisiopediatric y tener la oportunidad de conocer a grandes profesionales de la Fisioterapia Pediátrica. Es una forma apasionante de ir encontrando respuestas, pero sobre todo, nuevas preguntas.

Deja un comentario